¿Qué sucede con el racismo en Argentina?

«La esclavitud nunca se terminó»

Publicado originalmente* por El Grito del Sur

Alí Delgado, afroargentino y militante de la Agrupación Xangó, habla del racismo en la sociedad argentina, denuncia la falta de datos sobre la población afro y propone la creación de un instituto nacional de afrodescendientes. «tiene que haber una modificación de las estructuras racistas y políticas diferenciadas para los afrodescendientes», sentencia.

Estados Unidos se levanta en una nueva lucha contra el racismo y desde Argentina, la otra punta del continente, muchas personas se solidarizan con esta lucha. Pero, ¿qué sucede realmente con el racismo en Argentina? El Grito del Sur se comunicó con Alí Delgado, afroargentino y militante de la agrupación Xangó, quien es una de las voces autorizadas para hablar sobre la comunidad afro en nuestro país, su historia, sus problemas y su presente.

Sigue leyendo «¿Qué sucede con el racismo en Argentina?»

Racismo insidioso

IMG_6985By Dr. Suzanne Temwa Gondwe Harris

A medida que el Movimiento Black Lives Matter continúa reavivando los esfuerzos para hacer visible (una vez más) el legado de racismo sistémico y hegemonía blanca en todo el mundo después del brutal asesinato de George Floyd, la apertura de la retórica antirracista finalmente está persuadiendo a muchos sistemas legales y educativos para hacer cambios radicales bajo el nombre de igualdad y equidad. Sin embargo, al pie de las estructuras racistas que existen, hay grupos racistas menos conocidos y discretos que también nos debemos abordar si queremos una sociedad verdaderamente igualitaria. Uno de esos grupos es el uso de símbolos. No se puede negar que vivimos en un mundo de signos y símbolos, que como las etiquetas, se han convertido en aspectos constitutivos de nuestras vidas.

Sin embargo, en algunas partes del mundo, ciertos símbolos pasan desapercibidos y, a menudo, se desconocen por el papel que tienen en el establecimiento y consolidación de narrativas particulares. Tomemos, por ejemplo, el derribo de las estatuas de propietarios de esclavos, que para la mayoría de las personas negras son recordatorios diarios de la opresión pasada y presente que valorizan y glorifican el odio. Si hubiera una estatua de un esclavo siendo linchado de un árbol, se provocaría un sentimiento diferente. Si bien ver una estatua de un esclavo o un propietario de esclavos es símbolo de la misma atrocidad, la diferencia literal es que uno fue víctima de esta brutalidad inhumana mientras el otro, fue el autor de la misma. Utilizo este ejemplo, no solo por su relevancia actual, sino por la forma en que algunas personas continúan viendo estas estatuas de manera sutil y para nada agresiva. Argumento, y continuaré argumentando, que las estatuas de asesinatos no tienen lugar en nuestras calles sin un contexto legítimo y un sistema educativo que brinde a cada persona una narrativa completa asociada con esa persona o parte de la historia, porque nos guste o no, nosotros vivimos en un mundo donde hay muchas personas poderosas y desinformadas que hablan sobre la historia con pocos o ningún hecho. Y es este tipo de racismo insidioso el que está afectando a nuestras comunidades y nublando nuestros juicios sobre
el tema. Sigue leyendo «Racismo insidioso»